sábado, 19 de julio de 2008

LA PARTE MÁS HUMANA DE NUESTRA EXPEDICIÓN

LA PARTE MÁS HUMANA DE NUESTRA EXPEDICIÓN

La aventura que está viviendo nuestra expedición en el Broad Peak no tendría ningún sentido si no fuera por el lado humano que les rodea en todo momento.
Un inmenso caudal de sentimientos se agolpa, a veces dando fuerzas para continuar y otras impidiendo seguir ascendiendo.
Hay mucho compañerismo entre ellos, se ayudan a dar un paso hacia adelante, se animan y a veces hasta se alientan.
Cada paso que se sube en esta montaña no es un paso en solitario, sino un paso planificado en grupo, se trata de gente diferente, cada uno con sus preocupaciones y sus miedos, pero que ante el proyecto común de la cumbre mantienen la unidad.
Consiguen entre todos aportar el calor humano que le falta al glaciar que tienen delante.El entorno hostil, las noches gélidas en los campos de altura, la incertidumbre de la meteorología, la falta de oxígeno que aplasta en la altura.... todos estos condicionantes los sobrellevan día a día por una meta y un proyecto común.
No saben cómo saldrá todo, nadie sabe qué día elegirán para la cumbre, si será el adecuado o no, si las fuerzas abandonarán o aguantarán hasta el último momento.
Nadie puede saber cómo soportarán la adaptación a la altura, cómo sufrirán tantos metros de subida y de bajada, está claro que sólo la ilusión de estar todos allí les hace aguantar las inclemencias del tiempo, los días de espera y las incomididades.
Gracias a las bromas y conversaciones más o menos profundas, el grupo se conoce, se enriquece y se crean vínculos.
Lazos que marcarán en el futuro y no se olvidarán fácilmente.
Es mucho el esfuerzo físico que requiere estar allí arriba, y se pasa por circunstancias muy especiales y grandes peligros.
Se viven cambios muy radicales de temperatura, pero aún así se sienten felices de vivirlo y así nos lo transmiten cada día.
Sobreviven con libros, música, ropa y más ropa de abrigo, medicinas y algo de comida.
Se encuentran con otros grupos en su camino que dándo siempre la bienvenida, nunca falta una invitación a un té y siempre hay conversaciones de montaña.
La parte más humana, es lo que sin ninguna duda siempre queda, más que una cumbre.

4 comentarios:

Andrés dijo...

Por fin se reciben noticias de Lina y buenas que es lo importante.
Se agradecen.
Los que seguimos su aventura estamos recibiendo una muy buena lección sobre el ascenso por la prudencia con la que lo haceis.
Son muchas las expediciones que dieron al traste precisamente por imprudencias.
Mucha suerte para todos y ¡hasta arriba!
CD MONSA de Sevilla

Anónimo dijo...

hola prueba

Anónimo dijo...

Hola Alberto

desde Lima te estamos siguiendo y te felicitamos por el esfuerzo,deseamos èxitos en el pròximo ataque a cumbre, siempre que se den las condiciones de todo òrden para tì y tu grupo . Ya lo que han hecho hasta ahora con tanto esfuerzo tiene mucho valor.

¡fuerza y prudencia¡

Ismael Prevost y familia peruana

Anónimo dijo...

Albertillo!!!!!!!, cuñado lindo, estamos todos muy atentos de tus hazañas y esfuerzos.

Eres lo máximo cuñadito !!!!, FUERZA!!!!!!, prudencia y ánimo al máximo, te queremos muchisimo!!!!, recibe saludos de Huaqui, Uchi y Pachú, TE QUEREMOS ALBERTO!!!!!!!!!

VAMOS ALBERTO!!!, ANIMO!!!!, DESDE LIMA PERU.

CATHY