domingo, 13 de julio de 2008

Crónica de la jornada, por Alberto Zerain

Tenía ganas de seguir aclimatando, pero decidí hacerlo en el K2, ya que pasar por las rampas primeras hacia el campo 1 del Broad Peak, me daba mal rollo. Mi grupo (del K2) con el que tengo compartido permiso es el de Jorge Egocheaga, quien todavía no ha llegado del Gasherbrum II, donde días atrás hizo cumbre. Así que fui hacia el K2 desde mi campo base, llevando todo un depósito de material que me propongo ir desplazando por los campos superiores de la montaña.
Este año la ruta Tomo Cessen está bastante segura y además bien equipada hasta el campo 3 por diversas expediciones. Ya me tocó trabajar en ella, en el año 97, cuando sólo nuestra expedición estaba en el campo base del K2 intentando esta ruta. Pusimos en total unos 2.000 m. de cuerda fija y justo antes de llegar al campo 3, fue "nuestra cima" la montaña estaba cargada porque nevaba constantemente y las avalanchas por esta ruta eran una constante. Así que descarto esta ruta porque ya la conozco bastante bien y de momento mi idea es ascender el K2 por la vía Abruzzos.
El cocinero y Lina me acompañaron a transportar lo necesario hasta el campo base. Una vez allí nos dirigimos hacia la expedición internacional de ATP, ya que antes nos habían invitado a comer. Una vez estamos alrededor de la mesa, me comentan que puedo usar su tienda de material para dormir e incluso para dejar el material que no vaya a subir en esta salida. La verdad es que hemos recibido una acogida muy sincera y grata, se nota que el grupo está conformado por gente de montaña a la que le gusta disfrutar de las ascensiones.
Por la mañana me encuentro desayunando con Peter, uno de los miembros de la expedición (alemán).
Desde el comedor veo como el cocinero me pesa la mochila que voy a llevar y hace un gesto extraño cuando ve la marca que indica nada menos que 23 kilos. Peter me mira y me dice que tiene una tienda que no va a usar en el Campo 1 y que me puedo desmayar allá mismo cuado llegue.Viendo la cruda realidad, me propongo ir consiguiendo objetivos pequeños: primero campo depósito (hora y media del campo base), aquí es el momento en el que hay que ponerse los crampones y como he venido acompañado por 2 porteadores y un guía de la expedición Servia, se ofrecen a llevarme algo de peso de mi mochila, ante esta propuesta se me iluminan los ojos, a uno le pasé el saco de dormir y a otro una cazuela con medio queso dentro, aún así los 20 kgs. venían conmigo.
Al llegar al campo 1 con la visión un poco borrosa, intento dar con la tienda de Peter. Todos los que hemos coincidido en la ascensión, están descansando y reponiendo fuerzas con un pequeño picnic. El guía del grupo Servio, cuando me ve que tengo intención de quedarme en el campo 1, me convence para seguir subiendo hacia el campo 2 y me dice que no me preocupe por el lugar donde dormir, que deje mi tienda de 4 kgs. y que duerma en su tienda. Realmente es una gran oferta, aunque aún había que seguir subiendo. Para sentir que me gano la invitación, le ayudo a subir una cuerda de 50 m. que tenía en el c1 y que debe portear hacia arriba.
Comenzando la ascensión del c1 al c2, advierto que todo este tramo va a ser muy vertical, es un terreno mixto con nieve bastante inestable, resultando difícil encontrar repisas cómodas para descansar. Pasadas las tres horas de escalada, el tramo final remata con una fuerte pendiente de nieve de unos 60º que me lleva a una "chimenea" cubierta de hielo, donde una escala parece poner las cosas más sencillas. Un poco más arriba se aprecia el balcón donde está instalado el campo 2.
En resumidas cuentas, aquí paso mi primera noche en el K2, el tiempo es inestable así que al día siguiente tardo bastante en reaccionar, para decidir qué hacer. Finalmente, sigo con la obligación de portear la cuerda que prometí a mi amigo el guía de los Servios y es por eso que salgo en dirección al campo 3 y la dejo encima de la siguiente "chimenea" que se encuentra situada a unos 7.000 m.s.n.m.
Después de pasar una segunda noche aquí, a la mañana siguiente tras despedirme con una "hasta pronto" del grupo que tan gentilmente me ha acogido en su campo base del K2, vuelvo sobre mis pasos al Broad Peak.
En definitiva, con esta incursión en el K2 y sopesando la situación en el Broad Peak, espero, en la próxima ventana de buen tiempo, poder hacer un ataque a cima junto con el grupo, aunque la montaña ha frenado todos los ataques que se han hecho hasta el momento, debido a la difícil progresión por nieve muy profunda a partir del campo 3 y a los fuertes vientos a partir del collado situado a 7.500 m.
Alberto Zerain

4 comentarios:

ismael dijo...

hola Alberto, por tus crònicas de la expediciòn que informas, estoy enterado de todo la travesìa ,veo que a pesar de algunas dificultades vas avanzandoi ha cia tu objetivo de las dos cumbres.
estoy seguro Hijo que lograràs tus propòsitos y toda la familia en Perù estamos orgullosos y contentos con tu esfuerzo en la seguridad de que vendrà el èxito.

Te queremos y abrazamos

Ismael del Perù.

Anónimo dijo...

Kaixo Alberto,

Les mandamos mucho ánimo y un gran abrazo a ti y a Aitor desde Gasteiz.

Andoni, Jon y Patti.

Anónimo dijo...

Jo ta su Alberto. HI makina haiz.
Besarkada fuerte bat Euskal Herritik hiretzat ere Aitor. Egunero irakurtzen diat zuen kronika. Animoak ere Linarentzat!
Animo mutilak!!
Juanra

juli dijo...

Kaixo Alberto,

Confiamos en que tu fortaleza y prudencia te ayudarán a conseguir tu meta.
Desde Gasteiz, mucho ánimo y un saludo para tu grupo.

Un Abrazo
Juli,Arsenio,Itxaso y Garbine